Expedición Everest

everestpeq
 
Por favor, lea atentamente el programa expuesto en el siguiente menú:
 

Galería Everest

Ruta-Plan de Escalada Mt. Everest

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:

Recorrido entre campo base: 5400m. y el  campo 2: 6750m.

La ruta comienza una vez que salimos del campo base, en un corto trayecto caminando por la morrena en dirección hacia la cascada de hielo; poco a poco nos iremos introduciendo en ésta, la cual constantemente se encuentra en movimiento, produciendo importantes y peligrosos desplazamientos de bloques que dan paso a nuevos obstáculos a franquear, destrozo del material empleado, formación de nuevas grietas, modificaciones del recorrido y, entre otros,  riesgo de aplastamiento.
Esta cascada se encontrará equipada con abundantes cuerdas y escaleras allí donde es preciso, las cuales definen con claridad el recorrido a seguir; este recorrido con frecuencia se puede ver alterado por el movimiento lleno de vida peligrosa de esta cascada.
A medida que ganamos altura, llegado el momento, la cascada va desapareciendo a nuestras espaldas, nos encontraremos habitualmente con formación de profundas grietas, las cuales entre bordearlas y cruzarlas ganaremos la posición del campo 1 a unos 6200m. Este lugar da paso entre la continuidad menguante de las anteriores grietas al comienzo del largo valle del silencio, por el que caminaremos ganando poco a poco altura en dirección al final del valle, cerca de aquí en el margen izquierdo encontraremos el emplazamiento del campo 2 a 6750m., habitualmente cómodo y seguro.     

Recorrido entre campo 2: 6750m. y campo 3: 7200m.

Se iniciará el camino por el valle del silencio buscando su final en dirección al comienzo de la pared del Lhotse; en este lugar comenzará un cambio de ritmo más lento ocasionado principalmente por el recorrido ascendente pronunciado-mantenido de una inclinación entre 30º y 45º, la ganancia de altura y la necesidad de ir poco a poco aclimatándose al medio.
A pesar de que el recorrido se encuentra equipado con cuerdas bien situadas y fijadas, el ascenso hacia el campo 3 suele resultar agotador, “sobre todo en el periodo de aclimatación”, en el que se debe buscar emplear un esfuerzo que nos permita mantener un ritmo constante y cómodo, donde las pausas para descansar surgirán por necesidad.
Alcanzaremos el emplazamiento del campo 3. Este lugar situado a la derecha del pasillo central de la pared, carece de comodidad, ya que su asentamiento se encuentra en una pequeña pérdida de inclinación de la pared, por debajo de una formación de seracs no demasiado pronunciados. Será necesario cavar y planificar las pequeñas plazas para la colocación de las tiendas; en este lugar se debe de extremar las precauciones, sobretodo en el momento de hacer noches y tener que salir fuera de la tienda por las necesidades que pudiesen surgir. (Extremar el cuidado si no se ponen los crampones). (No salir en patucos, calzar las botas).

Recorrido entre campo 3: 7200m. y campo 4: 7990m.

Se comenzará la ascensión empinada (30º/40º), progresando con cuerdas fijas, por el margen derecho del pasillo central de la pared, a medida que se gana altura, “antes de llegar a la altura de la franja amarilla”, (formación rocosa a la izquierda del pasillo central), comenzará una trayectoria oblicua ascendente con menos inclinación, en referencia al inmediato trayecto dejado a las espaldas, de esta forma se cruzará el pasillo central, que nos hará alcanzar las franjas amarillas las cuales serán escaladas con cuerdas fijas que no cesan de hacer presencia en la ruta.
Una vez alcancemos la parte superior de éstas, el recorrido a seguir perderá la inclinación de las bandas rocosas superadas, seguiremos franqueando en un trayecto oblicuo, hacia el margen izquierdo en dirección al hombro rocoso de la pared, alcanzaremos el espolón de Ginebra el cual después de franquearlo manteniendo la misma dirección, se inicia el bordeo del hombro y perdiendo gradualmente inclinación en el recorrido, se llegará al campo 4 situado en la planicie rocosa del collado sur, habitualmente limpia de nieve.
En este lugar se asentaran las tiendas del último campamento de altura, aunque resulta un lugar cómodo y amplio, libre de posibles desprendimientos del entorno, los fuertes vientos que se pueden dar obligan a fijar las tiendas con especial atención.

Recorrido entre campo 4: 7990m. y la cumbre: 8848m.

El comienzo es suave en inclinación, se recorrerá el collado sur en dirección a la pared por un terreno en su principio con piedra suelta donde el pisar con los crampones resulta de una cierta incomodidad, a medida que se progresa el terreno poco a poco se presenta con mas inclinación y al poco estaremos pisando nieve normalmente en buenas condiciones, se seguirá ganando verticalidad hasta que comenzaremos a ascender por la propia pared equipada con cuerdas fijas y guardando una inclinación entre 30º/40º.
En ella la verticalidad adquirida prácticamente se mantiene mientras no se llegue al hombro (conocido como el Balcón) del espolón  por el que continuaremos el ascenso, este punto normalmente se alcanza con los primeros rayos de sol, los cuales son bien recibidos por los escaladores.
El espolón normalmente con nieve abundante en un principio pierde la inclinación de la pared anteriormente recorrida para después de nuevo ganarla en ciertos puntos, este espolón se ira cresteando en dirección a la cumbre secundaria, en el recorrido la inclinación se mostrará cambiante y las cuerdas fijas facilitarán la progresión.
Alcanzada la cumbre secundaria, se podrá ver con claridad el recorrido hacia la cumbre y la cercanía de ésta, siempre y cuando las condiciones habituales de ascenso lo permitan.
Seguiremos, daremos unos pasos de descenso, crestearemos en dirección al cercano pasó Hillary, será superado y de esta forma se entrará de forma oblicua en la tumbada pala de nieve y corta recta final de más-menos 10 minutos para poder pisar la cumbre.

 
PLAN DE ESCALADA:

La actividad, se realizará siguiendo los pasos planificados en el plan de escalada. Estas actuaciones a seguir serán genéricas y nunca determinantes, ya que pudiesen ser modificadas por diferentes causas, (meteorológicas, psicológicas, sociales,…), las modificaciones que se pudiesen dar, seguirían persiguiendo el mismo fin.
Se compondrá de dos etapas: adaptación físico-mental al entorno y aclimatación físico-mental a la altura.
La adaptación físico-mental al entorno: nos ayudará a introducirnos en el entorno de una forma progresiva, buscando la identificación con el medio de una forma sencilla y natural, y en consecuencia generar un aumento personal de éstos dos valores, los cuales seguirán trabajándose en la segunda etapa. Para ello, ésta se desarrollará por el entorno de la región, de camino hacia el campo base del Everest se tomarán las desviaciones de este camino que se consideren necesarias para esta adaptación.
La aclimatación físico-mental a la altura; asolapada con la anterior etapa, tendrá un periodo de transición que se dejará a medida que se gane altura, tanto la anterior y sobre todo ésta necesitará por parte de los componentes del grupo, trabajar con intensidad entre otros los siguientes aspectos:

  • Capacidad de sufrimiento.
  • Capacidad de tolerancia.
  • Capacidad de resistencia.
  • Capacidad de esfuerzo.
  • Capacidad de dosificación.
  • Capacidad de sencillez.
  • Capacidad de humildad.
  • Capacidad de colaboración.

Para ésto será necesario implantar un ritmo dinámico en ambas etapas.
En la primera etapa será necesario alcanzar cotas de 6000 metros, variar las zonas de trabajo y entre otras necesidades buscar el conocerse entre los miembros del grupo para el inicio de la adaptación colectiva a éste.
Trabajada la anterior; en la segunda etapa encontraremos facilidades para seguir progresando en la adaptación.
Se procurará pasar las menos veces posibles por la cascada de hielo, y en consecuencia, en el campo dos se harán más noches de las habituales.
Se empleará un ritmo dinámico genérico dentro de la posibilidad del grupo.
Se realizarán subidas al campo 3 y retorno al campo 2 en el mismo día.
Se realizarán subidas al campo 4 y retorno al campo 2 en el mismo día.
Recuperación activa. Los momentos o días de descanso se realizarán de forma activa evitando la pasiva.
Será necesario alcanzar reiteradas veces el campo 4 y en algunas de ellas hacer noche.
Se buscará el descansar sin molestias durante las noches en el campo 4 y, en consecuencia, tener capacidad para pensar y decidir con lucidez.
Una vez adaptados y aclimatados a la cota del campo 4, esperaremos de una forma activa  la ventana de buen tiempo para dirigirnos hacia la cumbre.
Se procurará en la medida de lo posible que los campos más usados sean: el campo base, campo 2 y el campo 4.
Estaremos tranquilos, a pesar de que pasen oportunidades de ventanas de buen tiempo, las cuales no aprovecharemos en espera de estar en las condiciones para ello.

Este resumen de planteamiento genérico a desarrollar en el itinerario, tiene como objetivo, conseguir regresar de la cumbre del Everest satisfechos de haber hecho aquello por lo que nos esforzamos, teniendo en cuenta en todo momento la seguridad de la vida, tanto de uno como la de los compañeros.